Florencio Varela recibió a obispos misioneros de la provincia
21/09/2016

Obispos de distintos puntos de la provincia de Buenos Aires estuvieron misionando desde el comienzo de la semana en los tres distritos que componen la Diócesis de Quilmes. En el marco de la visita a Florencio Varela, esta tarde se realizó una misa en el patio de la Capilla Divina Providencia del barrio Los Tronquitos, para trabajar en la misericordia y difundir la religión católica.

A cielo abierto, algunos vecinos se congregaron para recibir a los obispos auxiliares de  San Isidro y la zona sur de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; al obispo de Avellaneda-Lanús, y a Monseñor Carlos Tissera, obispo de la Diócesis de Quilmes. Entre los presentes, se encontraban los fieles, miembros de la comunidad religiosa, el intendente Julio Pereyra y el Secretario de Gobierno Andrés Watson.

Presidida por el Monseñor Martín Fassi, obispo auxiliar de San Isidro, se dio comienzo a una misa que concluyó el día de misión en la comuna varelense e indicó la necesidad de “trabajar mucho en ser un sostén para el otro”. A partir de su experiencia y contacto con los creyentes continuó su reflexión: “estamos viviendo algo que lastima mucho nuestros barrios, ciudades, comunidades y es que nos estamos distanciando y mirándonos con miedo, estamos perdiendo la fraternidad social”.

La tarea como creyentes, como cristianos “es poder rearmar el tejido social que está desarmado”, señaló el Monseñor Fassi, haciendo hincapié en el compromiso y la participación en el bien común.

Ante los vecinos, los obispos bendijeron la imagen de la Virgen de Luján; una olla donde usualmente la cocinera de la capilla prepara comida para aquel que lo necesite; una pala y un balde, símbolos del sacrificio y del trabajo; y el pan, que se lleva a la mesa.

En la ocasión, el Obispo Rubén de la Diócesis de Avellaneda-Lanús expresó su experiencia como misionero, “estamos tratando de ir a ciertos lugares para aprender, escuchar acompañar, bendecir y animar”. Frente a los creyentes, reconoció que “nos necesitamos mutuamente” entre fieles y trabajadores de la fe. Asimismo, el obispo auxiliar de la C.A.B.A., comentó que estuvo bendiciendo algunas casas de vecinos de la zona que lo recibieron fraternalmente.

Por su parte, Monseñor Carlos Tissera explicó que esta novena misión compartida por los obispos está basada en un gesto desde las jerarquías católicas a los más humildes y necesitados. “ La iglesia existe para evangelizar, para misionar; para llevar el nombre de Jesús a los demás, con nuestra palabra, nuestras actitudes y nuestras obras de misericordia”, remarcó.

A su vez, manifestó su alegría por la realización de esta misión en el marco de las cuatro décadas cumplidas de la Diócesis de Quilmes.

Por la mañana, la comunidad de Los Tronquitos contó con la presencia de otros obispos de distintos lugares y la destacada visita del Cardenal Mario Poli, actual arzobispo de la Arquidiócesis de Buenos Aires.

En lo que resta de la semana, se trasladarán al distrito de Berazategui para finalizar su misión en los tres distritos que componen la Diócesis de Quilmes.

Recibí noticias por correo electrónico

  • aumentar
  • reducir
  • Mail
  • Imprimir
911
Emergencias policiales
0800-999-1234
Línea gratuita municipal
100 4255-2022
Bomberos voluntarios
107
SAME


25 de Mayo 2725
Florencio Varela
C.P.: 1888 / (+5411) 4237-1601
contacto@varela.gob.ar