Consejos saludables para celebrar las fiestas
22/12/2016

Llegan las tradicionales cenas de Navidad y Año Nuevo y la coordinación familiar para la preparación de la mesa ultima detalles. Una variedad de comidas y bebidas para celebrar, denotan exceso en la mayoría de los casos. Por eso, profesionales en nutrición del área de Calidad de Vida del Municipio, acercan algunos consejos para demostrar que se puede planificar un menú que distinga alimentos saludables y moderadas porciones.

La regla uno recomienda no asistir a las reuniones con apetito. Esto produce un aumento del volumen de la comida que se va a consumir. Una ensalada previa, favorece a la saciedad y ayuda a no comer de más.

Otra de las claves está en tener un control de las cantidades que se ingieran: una buena opción es comer pequeñas porciones de cada cosa, pero que en total sea el tamaño de un plato.

La tradición habla de un plato típico navideño alternado opciones entre pavo, pollo o carne roja. No obstante, el pescado puede convertirse en una excelente alternativa. Para complementar, las guarniciones pueden variar entre ensalada de verduras o una porción de arroz.

En cuanto a las bebidas recomendadas para acompañar la cena, deben ser preferentemente no azucaradas, ya que genera mayor ansiedad y son calorías fáciles de reemplazar con agua y jugos dietéticos. Al momento del brindis, se aconseja beber sólo una copa de alcohol, y abstenerse si se debe conducir.

Profesionales del área, aprovecharon la ocasión para recordar la importancia que tiene el consumo de al menos ocho vasos de agua por día para la hidratación corporal.

Otro consejo pide prudencia en los alimentos dulces. En ese momento, se pueden elegir entre tres opciones que se prefieran y que en total no superen el tamaño de un plato de postre. Si se opta por consumir helado, mejor elegir los gustos a base de agua.

Cuidados en la manipulación de los alimentos

Se vuelve importante tener presentes ciertos recaudos que permitan prevenir las Enfermedades Transmitidas por los Alimentos (ETA):

- Iniciar las compras por productos que no son alimenticios ni perecederos, dejando para el final los que necesitan refrigeración y los que son perecederos.

- Chequear los productos al seleccionarlos, verificando el estado de los alimentos, envases y latas, así como la temperatura de los congelados y la fecha de vencimiento.

- Comprar en comercios con condiciones adecuada de higiene.

- Asegurarse de que la temperatura interna de cocción de los alimentos supere los 70º C.

- Lavarse siempre las manos además de limpiar y desinfectar las superficies y espacios de manipulación de alimentos.

- Lavar las frutas y verduras con agua potable, preferentemente.

- Preparar y almacenar por separado los alimentos crudos de aquellos que ya están listos para consumir, y de las verduras.

- Usar equipos y utensilios diferentes para manipular los alimentos, lavándolos y desinfectándolos entre uso y uso.

- Verificar que la temperatura de la heladera sea menor o igual a 5º C, mientras que la del freezer debe oscilar los -18º C; para asegurar la temperatura correcta de conservación.

- Al recalentar los alimentos cocinados, se debe hacerlo completamente y alcanzando una temperatura mínima de cocción de 75º C.

Recibí noticias por correo electrónico

  • aumentar
  • reducir
  • Mail
  • Imprimir
911
Emergencias policiales
0800-999-1234
Línea gratuita municipal
100 4255-2022
Bomberos voluntarios
107
SAME


25 de Mayo 2725
Florencio Varela
C.P.: 1888 / (+5411) 4237-1601
contacto@varela.gob.ar